Hola a todos!

Una de las consecuencias más temidas de esta pandemia (¡en términos jurídicos!), es el colapso en los Juzgados que vamos a sufrir y, el modo en que éste va a conllevar un perjuicio mayor del que ya estamos sufriendo como consecuencia de la paralización de la acción de la justicia para el ejercicio de nuestro trabajo como abogados y, en definitiva, para poder ayudar a todos nuestros clientes.

El CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) propondrá la semana que viene al Ministerio de Justicia cien medidas para paliar dicho colapso después del COVID-19, medidas que si son de vuestro interés podéis leer en el link que adjunto a la presente publicación, a la espera de su aprobación, o no.

ver-pdf

En el ámbito del Derecho de Familia, ámbito de la jurisdicción civil que ya sufre una importante sobrecarga de asuntos, son previsibles un sin fin de demandas de Modificación de Medidas tendentes a modificar, como ya ocurrió en la última crisis sufrida en 2008, las pensiones de alimentos que deben atender afectados por despidos, ERTES, o falta de liquidez en negocios y/o actividades profesionales, así como las demandas que se insten contra aquellos que han impedido (con motivo, o sin él) los regímenes de visitas o, de guarda, establecidos en las resoluciones judiciales, reclamando la compensación de los días durante los cuales no han podido relacionarse con sus hijos.

Dichas demandas, debido a su objeto, requieren de una rápida respuesta por parte de nuestros tribunales, y por ello el CGPJ propone entre otras medidas agilizar el procedimiento de modificación de medidas para estos supuestos derivados del COVID, así como crear un incidente de ejecución de solución rápida, medidas que se sumarían a las que se proponen para todas las jurisdicciones de, por ejemplo, habilitar el mes de agosto,.

Cabe destacar que, si se aprueban en estos términos, podremos reclamar la compensación de los días que estáis perdiendo, pregunta que, por prudencia, os he estado contestando hasta ahora con ciertas dudas o con un “no sé, esperemos a ver qué pasa”.

Cuando se publiquen, os las comentaré, si bien no quería dejar pasar la oportunidad de recomendar, como ya ha venido haciendo el despacho a todos sus clientes, y ahora a todos aquellos que puedan verse afectados por estos procedimientos, el que tratéis de ser justos en vuestras posturas y no impidáis regímenes de guarda o de visitas sino es por una causa de protección del menor, pues además de para no entorpecer las relaciones de vuestros hijos con el otro progenitor, para evitar que sea un Juzgado el que en definitiva acabe decidiendo como compensar en el futuro esa falta de relación.

Así mismo, me mantengo en la postura de recomendar que autoricéis rebajas y/o ajustes en las pensiones en su día recibidas en los casos en que por ejemplo han disminuido los recibos de gastos a atender de vuestros hijos, o en aquellos otros en que os conste que su pagador está pasando por un momento económico complicado, pues ello, ayudará también a evitar el temido colapso que podemos sufrir cuando todo esto por fin se acabe.

Deciros que, como ya sabéis muchos, estamos al pie del cañón, tele-trabajando, no sólo ayudándoos en estas negociaciones sino asesorándoos respecto a las mejores opciones que podéis tener a vuestro alcance, además de atendiendo todas las consultas nuevas que están surgiendo como consecuencia de esta dura crisis.

Llamadnos o, enviadnos un mail, y seguro que llegaremos a acuerdos con los que todos podáis sentiros satisfechos.

Cuidaos y seguid quedándoos en casa!