Muchos de vosotros seguro que hubierais deseado grabar una conversación para después poder demostrar a un Juez que lo que decís es verdad. Pero, de haberse grabado, ¿se podría haber utilizado? ¿Se puede grabar a una persona sin avisarla o sin su consentimiento?

La prueba en un procedimiento judicial de Separación, Divorcio, Modificación de Medidas, Paternidad, …etc, como en cualquier otro, debe haberse obtenido de manera lícita, lo que implica que no puede haberse obtenido violando derechos fundamentales.

La grabación de una conversación podría afectar el derecho fundamental a la intimidad así como el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones, ambos consagrados en el artículo 18 de la Constitución española de 1978.

No obstante, en conversaciones entre particulares, no existe, como regla general, un derecho de secreto de aquella persona que participa en una comunicación de forma libre y voluntaria. Es decir, si dos personas están hablando, una de ellas (o un tercero con permiso de una de ellas) podría grabar la conversación puesto que únicamente es necesario el consentimiento de uno de los interlocutores.

En consecuencia, no implica una vulneración de los derechos fundamentales la grabación y posterior divulgación del contenido de una conversación hecha por una de las personas que participa en ella, es decir, por uno de los interlocutores.

Otro supuesto muy diferente es ese en el que un tercero, que NO participa en la comunicación, graba aquella conversación que están manteniendo dos o más personas sin el consentimiento o conocimiento de ninguna de ellas. En este caso sí que se estaría vulnerando un derecho fundamental y no podría presentarse como prueba en un procedimiento judicial ya que sería nula.